Personaje Ilustre de la población de Fontscaldes

El escultor José Busquets nacido en Fontscaldes el 14 de junio de 1914.

Entre muchas de sus obras que se encuentran en la ciudad de Valls, destacan el monumento a los Castellers ubicado en el paseo de los Capuchinos.

Horno ibérico de Fontscaldes

Descripción del yacimiento basada en los datos referidos por los arqueólogos José Colominas Roca y Josep Puig Cadafalch que publicaron los resultados de su investigación en el Anuario del Instituto de Estudios Catalanes MCMXV-MCMXX con el título: «El horno ibérico de Fontscaldes».

Patrimonio Arqueológico en la Población de Fontscaldes, Poblado Ibérico. Estudios científicos publicados se le menciona y se le señala como un yacimiento de primer orden. Actualmente ningún elemento de este emplazamiento ha quedado a la vista.

El horno ibérico de Fontscaldes: El descubrimiento se debe a unos fragmentos de cerámica ibérica pintada, enviados por D. Fidel de Moragas, de Valls, que motivaron la investigación que dio por resultado el hallazgo del horno.

Ubicación: El horno ibérico de Fontscaldes, se ubica en la Carretera de Montblanc antes de emprender la subida del Coll de Lilla, en medio de un viñedo junto a la población de Fontscaldes.

Descripción de los restos: La excavación puso al descubierto el horno, restos de paredes pertenecientes probablemente a dos cubiertos, el amasador y cuatro hoyos llenos de barro de desechos del horno.

El horno: Del horno, (fig. a, b, c) únicamente se conserva la fogata. Esta está excavada dentro la arcilla formando cuatro columnas a cada lado que aguantan cuatro arcos, dejando unos espacios entre arco y arco por donde entraba el fuego en la cámara de cocción; al fondo de todo hay un respiradero de toda la anchura del horno (fig. a, b, c). Tantos los arcos como las paredes son de barro recocido, recubiertas de capas de arcilla sobrepuestas con las manos, conservándose todavía en algunos lugares las huellas.

El amasadora: En uno de los extremos, aparecieron restos del amasador, conservándose se una pared de 2,80 metros formada por una hilera de ladrillos, en su interior había un sedimento de barro finísimo .